Un juego de tapones para los oídos supone una gran diferencia al asistir a un concierto, club nocturno u otro lugar en el que suena música alta.
Un juego de tapones para los oídos supone una gran diferencia al asistir a un concierto, club nocturno u otro lugar en el que suena música alta.
Puede adquirirlos en cualquier parte. En las farmacias, en la mayoría de los supermercados y quioscos e incluso en muchos festivales y conciertos. Los tapones son esos pocos gramos que pueden garantizar que la capacidad de audición permanezca intacta durante diez años. La mayoría de los tapones reducen el ruido de unos 20 a 30 dB. Muchas personas conocen los tapones fabricados de espuma blanda. Sin embargo, este tipo no reduce todas las frecuencias con la misma eficacia. Como consecuencia, se excluyen muchas de las frecuencias altas o medias. Asimismo, existen tapones fabricados de silicona blanda que tienen una doble función, proporcionan protección tanto contra el ruido como el agua. Si, en su lugar, utiliza los tampones de plástico o goma un poco más caros, la calidad del sonido se mantiene intacta, mientras que se reduce el nivel de ruido. Utilice tapones que reduzcan el sonido de modo lineal, dado que la reducción de sonido será uniforme en todas estas frecuencias.
Consejos:
Utilice tapones mientras escucha música alta. Si se quita los tapones, aunque sólo sea un momento, el estrés aumenta de forma significativa.
Siga las indicaciones para el uso e inserción correctos de los tapones.
Mantenga limpios los tapones.


Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest