La enfermedad de Ménière se caracteriza por vértigo, pérdida de audición, presión o sensación de plenitud en los oídos y tinnitus.
¿Qué es la enfermedad de Ménière? La enfermedad de Ménière es un trastorno del oído interno.
La enfermedad de Ménière se caracteriza por vértigo, pérdida de audición, presión o sensación de plenitud en los oídos y tinnitus. El paciente sufre ataques graves y muy molestos que son impredecibles y pueden durar de dos a veinticuatro horas.
Causas de la enfermedad de Ménière
La enfermedad de Ménière es una enfermedad crónica relacionada con un trastorno del sistema vestibular del oído interno, denominado hidrops o hidropesía endolinfática, que produce un exceso de fluido en el oído interno. Cuando el sistema linfático se dilata, puede producir alteraciones en las fluctuaciones del fluido endolinfático, recubriendo las estructuras de la audición y del equilibrio, y causando la enfermedad de Ménière. Puede producirse por un golpe en la cabeza, por deterioro del oído interno, infecciones, alergias o por causas desconocidas. Si es continuo, el aumento de presión puede afectar seriamente al equilibrio y a la audición de la persona.
Desgraciadamente, la enfermedad de Ménière es bastante común. Se estima que la sufre aproximadamente una de cada dos mil personas y afecta por igual a hombres y mujeres. Normalmente, afecta a personas de 40 a 50 años, pero puede darse también en la infancia o en personas de más de 60 años.
Tratamientos de la enfermedad de Ménière
En la mayoría de los casos, la enfermedad de Ménière se trata con medicamentos para el vértigo, de ese modo la enfermedad se hace más llevadera. Una de las últimas opciones de tratamiento es el uso de un dispositivo llamado Meniett, que se coloca en el oído. El Meniett es un aparato que genera impulsos de baja presión a través de un tubo de plástico. Estos impulsos se envían a través de un tubo de ventilación colocado en el tímpano en el oído medio, que al llegar al oído interno equilibra la presión del fluido. El dispositivo Meniett no es apto para todos los pacientes, pero para los posibles candidatos, su uso puede suponer el fin de los vértigos.


Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest