Los componentes de un audífono se encuentran dentro de una carcasa protectora que suele ser de plástico.
Todos los audífonos constan de los mismos componentes principales.
Los componentes de un audífonos se encuentran dentro de una carcasa protectora que suele ser de plástico.
Micrófono
Uno de los componentes principales del audífonos es el micrófono, que recoge los sonidos del aire y los convierte en señales eléctricas.
Amplificador 
El amplificador del audífonos aumenta la intensidad de las señales del micrófono. Los filtros modifican los sonidos de modo que sólo se amplifican aquellos que son importantes para el usuario.
'Altavoz'
El tercer componente básico es el "altavoz" (receptor). Convierte las señales eléctricas en señales acústicas que el usuario puede oír.
Microprocesador
Junto con los tres componentes anteriores de los que constan todos los audífonos, además, en los audífonos digitales se incorpora un microprocesador o microordenador para manipular las señales y adaptarlas a la pérdida de audición de cada usuario individualmente.
Algunos audífonos están equipados con funciones de control especiales para ajustes individuales.
Muchos audífonos tienen mando a distancia para facilitar los ajustes, especialmente para los usuarios con problemas de destreza.
Las pilas específicas para los audífonos pueden encontrarse en muchos tamaños y con distinta capacidad. Una pila estándar dura entre 5 y 14 días, dependiendo del tipo de audífono, capacidad, tipo de pila y tiempo de uso del audífonos.


Compartir en Facebook Compartir en Google+ Compartir en Twitter Compartir en Pinterest