“Tengo un sueño: que cada vez más gente incorpore el ejercicio físico a su día a día. ¡Que cada vez seamos más sanos y vivamos mejor!”, exclamó Martín Giacchetta, CEO de Boutique G

“Tengo un sueño: que cada vez más gente incorpore el ejercicio físico a su día a día. ¡Que cada vez seamos más sanos y vivamos mejor!”, exclamó Martín Giacchetta, CEO de Boutique Gym, durante su presentación en el II Sports Angels’ Day by Fitbit de la temporada, celebrado en la azotea del Círculo de Bellas Artes (Madrid). Por si alguien pone en duda todavía la imperiosa necesidad que tiene nuestro organismo de movimiento, el entrenador argentino enumera sus múltiples beneficios: “Mejora la salud física y mental -presente y futura-, aumenta la autoestima e incrementa la calidad del descanso nocturno, entre otras muchas cosas”.

¿Qué podemos hacer este verano para engancharnos de una vez por todas al deporte y cambiar de estilo de vida? “Yo empezaría poco a poco, con metas alcanzables como, por ejemplo, empezar a caminar. En la medida que vayamos experimentando una mejora en nuestro estado físico, podemos introducir, gradualmente, actividades más exigentes como ir al gimnasio, correr…”. ¿Cuánto deberíamos andar para empezar esa transformación? “No existe un ideal porque todos somos diferentes. Hay casos en los que 5.000 pasos pueden ser el primer y gran escalón que puedan subir aquellas personas sedentarias con sobrepeso. Aunque se dice que el objetivo para mantenerse sano sería llegar a los 10.000 cada jornada”.

Montar en bicicleta es otra de las alternativas más atractivas para empezar a desentumecer nuestras articulaciones: “Es uno de los grandes ejercicios aeróbicos que podemos practicar, ideal para mantener un corazón sano, unas piernas fuertes y unos pulmones de hierro. Debemos intentar hacer algo más de una hora cada día”. Para tonificar unos músculos laxos por la inactividad, Giacchetta propone una tabla de urgencia que habría que completar cuatro días a la semana: “Para la musculatura abdominal, planchas durante 30 segundos;para hombros y pecho, flexiones de brazos con rodillas apoyadas en el suelo (10 repeticiones); para la espalda y brazos, simulamos hacer dominadas pero dejamos apoyadas las piernas en el suelo para ayudarnos a subir (10 repeticiones);y para las piernas, peso muerto y sentadillas sin carga o con cargas ligeras (15 repeticiones de cada ejercicio)”.

Monitorizar los pasos que damos cada día es, en su opinión, un aliciente para no arrojar la toalla. “Es como si lleváramos un entrenador en la muñeca. Nos sirve porque, en muchas ocasiones, no somos conscientes de lo que hacemos en nuestro día a día hasta que lo vemos documentado de alguna manera. Lo miden todo: las calorías que ingerimos y las que quemamos; las escaleras que subimos; las horas de sueño de calidad que dormimos; nuestro pulso cardíaco…”, explica.

El preparador recuerda que la nutrición desempeña un papel principal en este cambio de chip estival. “Si empezamos a hacer ejercicio pero continuamos comiendo mal, probablemente estaremos más fuertes y más atractivos pero no conseguiremos estar sanos de verdad. Debemos vigilar nuestra dieta”. El descanso sería, junto al ejercicio y la nutrición, el tercer pilar de la nueva vida que podemos estrenar este verano. “Si no descansamos bien, no podemos entrenar correctamente y pocas cosas oxidan tanto y tan rápido a un cuerpo como la falta de sueño. ¡Hay que dormir!”. Y soñar…

Fuente: El Mundo