El hombre les hacía a las pacientes un tratamiento en el que realizaba movimientos circulares en los genitales y en los pechos sin previo aviso o consentimiento

El hombre les hacía a las pacientes un tratamiento en el que realizaba movimientos circulares en los genitales y en los pechos sin previo aviso o consentimiento

El hombre les hacía a las pacientes un tratamiento en el que realizaba movimientos circulares en los genitales y en los pechos sin previo aviso o consentimiento

Los Mossos d’Esquadra han detenido en Barcelona a un fisioterapeuta como presunto autor de cinco delitos de abusos sexuales a sus pacientes, uno de ellos con penetración, realizados en su consulta.

El hombre, de 44 años y con domicilio en Sant Cugat del Vallès (Barcelona) trabajaba como fisioterapeuta y abusó de cinco pacientes, una de las cuales fue víctima de un abuso sexual con penetración, en su consulta y aprovechándose de la confianza que éstas depositaron en él. El detenido es especialista en abordaje osteopático en el preparto y el postparto.

En todos los casos, las mujeres acudieron a la consulta con dolencias en la espalda y el hombre les hacía un tratamiento intracavitario en el que realizaba movimientos circulares en los genitales y en los pechos de las mujeres sin previo aviso o consentimiento. Tampoco adoptaba medidas higiénicas, como la utilización de guantes o gel lubricante, no preguntaba por el historial médico ni se firmó ningún documento donde las pacientes autorizaran al profesional realizar este tipo de tratamiento.

Los investigadores se pusieron en contacto con el Colegio de Fisioterapeutas de Cataluña y llegaron a la conclusión de que el tratamiento que utilizaba el detenido no se correspondía con ninguna técnica conocida.

El detenido trabajaba en un despacho alquilado de un centro donde pasan consultas médicas, pero a raíz de las denuncias, los responsables le rescindieron el contrato de alquiler, pese a lo que el hombre siguió trabajando en otros espacios, como su casa e, incluso, en el domicilio de las pacientes.

Los Mossos lo detuvieron el día 11 de enero y, después de pasar a disposición judicial, el juez decretó libertad con cargos con la prohibición de acercarse a los centros médicos donde trabajaba. Los investigadores no descartan que pueda haber más víctimas.

El Colegio de Fisioterapeutas de Cataluña (CFC) se ha puesto este sábado a disposición de los Mossos de Esquadra y de la justicia para aclarar el caso y se personará como parte afectada contra el fisioterapeuta en las actuaciones judiciales. 

Aunque la policía catalana ha instado al CFC ha abrir un proceso para inhabilitar al detenido, el Colegio ha explicado que no tiene, de momento, ninguna notificación oficial respecto a esta detención, por lo que no puede iniciar la incoación de ningún expediente o suspensión cautelar, dado que desconoce la identidad del detenido, pero en cuanto la sepa le abrirá un expediente

Pese a apelar a la presunción de inocencia, el Colegio de Fisioterapeutas de Barcelona ha mostrado su preocupación por este caso y por cómo puede afectar a la imagen de este colectivo y ha remarcado que confía plenamente en sus colegiados y en el cumplimiento del código deontológico por parte de los profesionales sanitarios.

Fuente: El Pais