La pérdida de audición tiende a ser gradual en la mayoría de los casos, por lo que lo usual es que pase un tiempo antes que te des cuenta de que realmente existe un problema.

Como en todas las circunstancias de la vida, el primer paso es aceptarlo para acudir a una revisión y adoptar las medidas necesarias que mejoren tu audición. Ten en cuenta que cuanto más tarde se diagnostica, más difícil resulta adaptarse a los audífonos.

 

 

Si bien la pérdida auditiva puede ocurrir a cualquier edad y por diversos motivos, las causas más comunes son la edad y la sobreexposición a sonidos fuertes. Afortunadamente, la hipoacusia puede aliviarse mediante soluciones personalizadas que mejorarán tu calidad de vida y que te permitirán comunicarte de nuevo con normalidad.

Cuanto antes seas consciente de que tienes un problema auditivo, antes podrás prevenirlo y afrontarlo. Existen diferentes grados o niveles de pérdida de audición, pero hay una serie de síntomas que pueden servirte de orientación para detectarlo a tiempo.

En Euro-Sone compartimos contigo las señales de alerta a las que debes prestar atención para saber si estás sufriendo los primeros síntomas de hipoacusia.  

 

 

Síntomas de la pérdida de audición

 

  • Si tienes dificultades para comunicarte en ambientes ruidosos, como por ejemplo, una fiesta, una calle concurrida o un medio de transporte.

 

  • Si, en el caso opuesto, te cuesta oír sonidos leves como el discurrir del agua, el timbre de la puerta, del teléfono, los pájaros…

 

  • Si habitualmente necesitas pedir que te repitan lo que ya te han dicho.

 

  • Si te da la sensación de que los demás susurran o hablan demasiado bajo.

 

  • Si tienes que esforzarte para leer en los labios de las personas porque no consigues entender todo lo que te cuentan.

 

  • Si tienes que concentrarte para mantener una conversación en tono bajo con alguien o para oír a tu interlocutor.

 

  • Si te cuesta seguir las conversaciones en pequeñas reuniones en las que los diálogos se entrecruzan.

 

  • Si notas dificultad en las conversaciones telefónicas.

 

  • Si pones la televisión o los equipos de reproducción de sonido muy altos, y te extraña que los demás insisten en que el volumen es demasiado elevado.

 

  • Si te cuesta entender determinadas palabras en la radio.

 

  • Si no puedes determinar la dirección de la que proviene el sonido.

 

  • Si oyes con dificultad cuando te llaman desde otra habitación o detrás de ti.

 

  • Si te comentan que hablas en un tono de voz muy alto.

 

  • Si consideras que tu vida social se está resintiendo porque te cuesta desenvolverte en reuniones, o directamente las evitas porque te resulta difícil oír o que te entiendan.

 

  • Si directamente tus familiares y amigos te comentan la posibilidad de que sufras pérdida de audición.

 

  

Reconozco algún síntoma, ¿qué debo hacer?

En Euro-Sone te aconsejamos que acudas a un especialista o a un centro auditivo para realizar la revisión pertinente que determinará si realmente sufres una pérdida auditiva y cuáles son las causas de la misma. Además, te asesorarán sobre las ayudas y audífonos adecuados para ti.